Oración a la Santa Llaga del Hombro de Cristo

Yo ingrata criatura, venero la Llaga del Hombro de Cristo Jesús, donde escondo los pecados de toda la humanidad de la justa ira del Padre. Ahí, en la Llaga más dolorosa de todas, yo también me escondo y la venero de todo corazón para que ella me sane, limpie, libere y me haga digno hijo del Padre, mereciendo ir a los Cielos y Tierras Nuevas por medio de la Redención de Jesucristo a mi alma.-

Yo, vil pecador, me arrepiento de todos mis pecados y venero con amor la Llaga del Hombro de Jesucristo que por amor murió por mí. Se lo agradezco infinitamente y venero todo su Ser. Le entrego mi corazón, que es lo único que puedo regalarle y me anonado ante El y con amor le digo: “Jesús aquí estoy para hacer Tu Voluntad”.-

padre-carlos-300x225